Los mercados pasan del Brexit

Nada ni nadie parece alterar a las bolsas, que se mueven plácidamente al alza, recuperando pasito a pasito y sin grandes sobresaltos las pérdidas con las que cerraron el ejercicio pasado.

La inestabilidad con la que las bolsas concluyeron el 2018 se ha transformado en una calma absoluta para las bolsas en este comienzo de año. Aunque hay muchas señales potencialmente preocupantes, el mercado de encuentra en un estado de permanente calma y de moderado optimismo.

Sin embargo, esta calma podría romperse en cualquier momento…


La gran amenaza para las bolsas
En los mercados europeos sin duda la gran amenaza sigue siendo el Brexit, que de producirse de manera traumática (hard Brexit) destruiría hasta un 9 por ciento del Producto Interior Bruto británico según las estimaciones del Banco de Inglaterra y provocaría una nueva recesión en el Viejo Continente.

Y es que las noticias no son buenas en este sentido. Como ya sabrá el miércoles de la semana pasada el Parlamento británico rechazó por 432 votos en contra frente tan solo 202 votos a favor el plan de la primera ministra Theresa May para que el Reino Unido abandone la Unión Europea.

Hay que remontarse mucho tiempo atrás para ver una derrota semejante a una propuesta de un primer ministro británico en activo.

Aunque la derrota de May fue histórica y espectacular, apenas hizo mella en los mercados.

¿Por qué los mercados no reaccionan ante estas noticias que arrojan una tenebrosa sombra sobre el futuro de la Unión Europea? ¿Es que los operadores se han olvidado del Brexit? No, en absoluto. El Brexit sigue en la cabeza de los grandes gestores, sin embargo la posibilidad de que se produzca un segundo referéndum como exige la oposición laborista mantiene vivas las esperanzas de los operadores alcistas del mercado.

Ante la indefinición y la incertidumbre, el mercado opta por la cautela y por no realizar fuertes movimientos. Sin embargo, este frágil equilibrio podría romperse en cualquier momento y propiciar un regreso de la volatilidad.

En este sentido, el análisis técnico nos puede ayudar a anticipar el próximo movimiento de las bolsas europeas…

El gráfico anticipa un recorte
Tras la racha alcista encadenada este mes, el Eurostoxx ha regresado a los niveles de la directriz alcista de largo plazo quebrada a la baja a principios del mes pasado.

Este nivel, antes soporte, conforma una resistencia formidable y ha supuesto el límite a las subidas tanto en diciembre como este mes, donde el Eurostoxx ha detenido en seco su remontada en los 3.150 puntos.

Desde los mínimos de diciembre, el mercado ha remontado un 8 por ciento en el caso de Europa y un 12 por ciento en el caso de Wall Street sin apenas recortar en ninguna sesión de manera significativa.

Esto es poco habitual y si no se produce alguna noticia que propicie un mayor optimismo en los mercados como la celebración de un segundo referéndum del Brexit o una mejora significativa en las previsiones del crecimiento económico mundial –ambos casos muy poco probables- la tendencia del mercado será a corregir unas subidas de este calibre.

Por tanto, le recomendamos cautela durante las próximas sesiones. Si es un inversor que recurre al trading y ha conseguido ganar gracias al reciente rebote, le recomendamos materializar sus ganancias y vender. Y si es un inversor de largo plazo, creemos que en un futuro no muy distante aparecerán buenas oportunidades de comprar más barato.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>