La próxima revolución automática

Habrá visto muchas veces noticias sobre las mejores oficinas del mundo.

Seguramente habrá pensado que sería fantástico tener todas esas cosas comodidades en su trabajo.

Las empresas de Silicon Valley son famosas, entre otras cosas, por sus enormes e increíbles campus de trabajo. Existen un sinfín de videos, informes y artículos acerca de todas las comodidades que poseen sus empleados.

Sesiones de masajes, comidas, salas de juegos y enormes parques para tener la mente lo más relajada posible y poder generar valor agregado.

La idea de estas empresas es generar un espacio futurista y distendido que ayude a la concentración. En definitiva, estas empresas viven justamente de la creatividad y la calidad de sus trabajadores.

También es parte de la marca que desean vender al mundo y del ambiente que quieren generar a sus empleados. La idea es vender paz, armonía y futurismo en el ambiente laboral.

A veces parece exagerado o poco útil, pero ese clima termina generando una retroalimentación de ideas y proyectos muy positivos. En general, trato de seguir esos proyectos porque dan una buena señal de lo que está por venir.

Aunque parezcan proyectos imposibles o con poca probabilidad de ser lanzados al público, esas ideas que surgen, sirven para conocer hacia donde apunta el sector creativo y disruptivo del mercado. De esta forma uno puede encontrar posibilidades de inversión diferentes, interesantes e innovadoras.

Investigando para nuestro servicio de Small Cap Profits, me encontré con un prototipo muy interesante que ha estado desarrollando e implementando la empresa Google. Se trata de un automóvil que se maneja de forma automática dentro del Campus de Google, transportando a los empleados entre los diferentes espacios que tiene.

De todas formas, sabemos que Silicon Valley es una pequeña burbuja. Pero este tipo de tecnología de auto-conducción pronto será la corriente principal en los Estados Unidos.

Por ejemplo, Google también tiene una compañía de taxis autodirigida llamada Waymo. Ha estado probando taxis automáticos en Phoenix desde mediados de año.

Waymo anunció recientemente que planea implementar el servicio completo de transporte en Phoenix antes de fin de año. Y a partir del 30 de octubre, a la compañía también se le concedió el permiso del Departamento de Vehículos Motorizados de California para probar sus vehículos automáticos en las vías públicas de California.

Pero antes de que los autos que conducen por sí mismos se generalicen, será necesario implementar otra tecnología …

La única forma en la que los automóviles puedan manejarse por sí mismos, sin generar accidentes y cumpliendo con el destino que pretende, es si se desarrolla una tecnología de la que hemos hablado en el pasado. Nos referimos al Internet de las cosas.

A medida que estos autos conducen, producen una gran cantidad de datos, que luego necesitan comunicar con el entorno. También necesitan recibir una gran cantidad de datos para poder saber que sucede en su entorno.

¿Cuántos datos se están produciendo?

Se estima que solo un vehículo autónomo produce aproximadamente 4,000 gigabytes de información por día. Para hacer una pequeña comparación, una película de alta definición (HD) promedio tiene solo 4 gigabytes de datos.

Las cámaras del vehículo, el radar, el GPS y todos los elementos que necesita para comunicarse con el ambiente y procesar la información, generan esa gran cantidad de datos.

Por lo tanto, un automóvil autónomo recopilará cada día el equivalente a 1.000 películas en HD. Y eso es sólo un coche. Ahora, imagina miles de ellos…

La red actual de internet no logra soportar toda esta información ni comunicación que existirá entre los automóviles.

He escrito sobre 5G en el pasado. Pero para aquellos que necesitan una actualización, solo sepan que las redes 5G serán, en promedio, 100 veces más rápidas que las redes inalámbricas 4G de hoy. Los niveles actuales de creación de datos ya están restringiendo las redes 4G. La inundación de datos de vehículos autónomos abrumaría la red.

Es por esta razón que el éxito de los automóviles autónomos depende del despliegue de las redes 5G.

Un aspecto de la 5G que aún no se comprende completamente es el impacto que tendrá en las nuevas tecnologías, como los coches que conducen por sí mismos.

En total, se espera que 5G dé paso a 12 billones de dólares en nuevas riquezas. Muchas empresas se verán beneficiadas por este proceso. Empresas de semiconductoras, de internet, proveedoras de redes y de microprocesadores, tendrán nuevas demandas y mayores beneficios.

Otros de los ganadores seremos los usuarios, reduciendo tiempo, haciendo más eficientes los viajes y prácticamente eliminando accidentes de coche. Esto es parte de los sectores en donde desde SCP ponemos el foco.

Por eso digo que no es solo evolutivo, es revolucionario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>