Cómo ganarle al mercado en el largo plazo

Uno de los debates más emblemáticos que existe en torno a los mercados globales tiene que ver con la idea de si un inversor está en condiciones de tener un mejor rendimiento que el índice general a lo largo del tiempo.

Muchos administradores de fondos de cobertura (hedge funds) han buscado ese objetivo durante años y han fracasado en el intento. Eso empoderó las voces que sostienen que es imposible obtener rendimientos superiores al índice en el largo plazo.

“Los mercados son eficientes, corrigen las imperfecciones al instante y no es posible ganarles sistemáticamente en el tiempo”, señala el pensamiento general de esta corriente.

Yo creo todo lo opuesto. Desde mi visión, es posible batir al mercado en el largo plazo.

Un claro ejemplo es lo que hizo uno de los más legendarios inversores de la historia como Warren Buffett, que ha podido tener un rendimiento considerablemente mayor al S&P 500 mediante las inversiones llevadas adelante a través de Berkshire Hathaway.


Desde 1990 a la fecha, mientras que la acción del holding de Warren Buffett subió un 4.304%, el S&P 500 creció un 686%. Esto implica que si un inversor hubiera apostado a BRK a inicios de la década de los ’90 hubiera obtenido un rendimiento más de 5 veces superior de lo que habría obtenido invirtiendo en el índice general.

¿Cómo lo hizo…?

Mediante una herramienta tan simple como poderosa llamada Inversiones de Valor. Esto implica elegir acciones para el portafolio en base a los fundamentos de las empresas, los cuales contemplan el análisis de los balances pasados, la generación de flujo libre de caja y su solidez financiera y patrimonial, como así también las perspectivas del negocio hacia el futuro.

Diseñada la tesis de inversión de fondo, luego viene la parte más difícil de sostener: ser disciplinado con la inversión y evitar ser atrapado por las fluctuaciones de corto plazo del mercado.

Así, en el largo plazo, si la tesis fue correcta y la disciplina adecuada, los resultados hablan por sí solos.

Mi propio sistema “Buffett”
El enfoque que describí anteriormente es uno que utilizó en mi servicio de recomendaciones e ideas de inversión Crisis & Oportunidad. Allí tengo un objetivo claro: armar un portafolio de acciones del exterior pensado para el largo plazo.

La elección de las tenencias que conforman la cartera no es aleatoria. Todas están detalladamente analizadas bajo el filtro del Método Vertical, una metodología desarrollada por mí en función de una combinación entre elementos del Método Buffett más condimentos propios que me permitieron obtener resultados exitosos a lo largo del tiempo.

Algunas de las elecciones satisfactorias distribuyeron retornos como los siguientes:

✔ WalMart (WMT): +58% en tres años.

✔ Royal Bank of Canada (RY): +61,5% en tres años.

✔ Mastercard (MA): +66% en dos años.

✔ Shopify (SHOP): +224,9% en un año.

✔ Take Two Interactive (TTWO): +262% en dos años.

✔ Integrated Device (IDTI): +38% en dos meses.
Desde ya que también existieron elecciones que trajeron pérdidas a la cartera. Pretender acertar en todo momento y con cada activo es simplemente imposible. Hasta el propio Warren Buffett se equivoca y lo seguirá haciendo.

Sin embargo, mi objetivo no implica estar despojado de errores, sino que las recomendaciones ganadoras superen consistentemente a las perdedoras a lo largo del tiempo, permitiendo obtener resultados que le ganen sistemáticamente al índice S&P 500.

¿Es posible lo anterior?

Sin dudas que sí.

Desde que he comenzado a aplicar este método y compararme con el S&500 los resultados por el momento han sido satisfactorios.


Durante los últimos tres años, en 2016 y 2017 la cartera de Crisis & Oportunidadha batido significativamente al índice S&P 500, mientras que en 2018 tuvo un retroceso algo mayor que el índice en general Si bien es poco tiempo de testeo, el resultado es auspicioso.

Por ejemplo, US$ 10.000 invertidos en nuestra cartera el 1 de enero de 2016 hubiera representado US$ 15.249,8 a fin de 2018 contra los US$ 12.357,2 que le hubiera dado una inversión en el S&P 500 en el mismo período.

La diferencia es importante y estoy trabajando fuerte para ampliar esa brecha hacia adelante.

Lo que viene en 2019
Hace unos tres años estuve esperando la invitación a un exclusivo club de inversores que siguen la Escuela de Valor en el mundo de las inversiones. Este selecto grupo de inversores se nuclea en lo que se denomina MOI: Manual of Ideas.

Es un exclusivo grupo cerrado, al que sólo se accede mediante una invitación especial. He logrado formar parte a partir de julio de 2018 y es una fuente de inspiración e intercambio extremadamente valioso para mí.

Rodearme con inversores de amplia trayectoria mundial e intercambiar ideas de inversión es algo que suma muchísimo valor para mi formación profesional y para las ideas que acerco en Crisis & Oportunidad.

De hecho, la semana pasada estuve intensamente inmerso en la Conferencia online Best Ideas 2019, donde más de 12 analistas han vertido sus mejores ideas de valor para este año que recién comienza.

Ya estoy analizando muchas de esas propuestas, tamizándolas por mi Método Vertical y eligiendo el mejor momento para hacérselas llegar a los suscriptores de C&O.

Si está interesado en ser parte de este exclusivo grupo, por favor escríbame a [email protected] para que pueda formar parte a la brevedad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>